CONOZCA FLAGLER PRIMERO, 1997

downtwn_foto

CONOZCA FLAGLER PRIMERO es una película filmada en 1997, en apenas un día y medio, en la calle Flagler y sus inmediaciones. La idea del filme y cada imagen que contiene son mías, y sirvieron de acompañamiento visual de mi libro Confesiones del estrangulador de Flagler Street, publicado e ilustrado por Ramón Alejandro en Ediciones Deleatur, 1998.

El camarógrafo fue Felipe Gajate, recién llegado a la ciudad por esos tiempos. Felipe llegó a mi casa no recuerdo cómo, y enseguida se dedicó a filmar las fiestecitas de artistas y a seguir con su cámara los eventos de la vida cotidiana en esa especie de Factoría que funcionó por unos años felices en las distintas residencias que ocupé en Miami.

Felipe me acompañó en calidad de camarógrafo a los lugares que yo frecuentaba en Flagler Street. Felipe filmaba lo que yo apuntaba con el dedo: fue tan simple como eso. Así nació CONOZCA FLAGLER PRIMERO, una homenaje a la zona donde me movía en aquella época y que figura en tantos pasajes de mi poesía.

Terminada la filmación, llegó el momento de editar, y el proceso se llevó a cabo en la casa de Felipe, manualmente, cortando y empatando las cintas de minicasetes que contenían casi 8 horas de filmación. No hubo corrección de color ni otro proceso técnico.

Felipe empalmó una primera versión de la película, que resultó ser demasiado larga  y que no guardaba relación alguna con mi idea de un collage de impresiones fugaces. Como no contaba con un editor profesional, tuve que conformarme con lo que había y presentarlo sin terminar en un evento de Miami Dade College, y luego en otros del Centro Cultural Español y el Café Neuralgia.

Años más tarde, cuando quise recuperar los minicasetes que me pertenecían como  propiedad artística, y los reclamé, el camarógrafo se negó a entregármelos. En cambio, me ofreció nuevas versiones de mi propia obra con diversos cortes del footage y bandas sonoras. En el proceso se habían perdido numerosos pasajes del original. Quizás algún día, con los retazos que quedan, pueda ensamblar algo parecido al CONOZCA FLAGLER PRIMERO que imaginé en 1998. Cualquier cineasta interesado en reconstruirla puede ponerse en contacto conmigo.

Tal es la azarosa historia de mi única película.

Dato curioso. En la proyección del Centro Cultural Español, en 1998, se encontraban presentes Nicolasito y Gretel Guillén, que habían sido mis vecinos en el downtown de Miami, entre 1994 y 1996. Yo vivía en el hotel Colón, y Nicolás y Gretel en el motel Centroamérica, ambos lugares ya desaparecidos.

Nicolás no había vuelto a filmar. Por la época en que vivió en el downtown acababa de recibir las primeras copias en VHS de sus magníficos filmes de los años sesenta, relegados al olvido. Tuvimos varias tandas en mi apartamento del hotel Colón, donde un grupo de amigos pudo ver esas obras maestras que han sido devueltas por fin al canon de la historia del arte cubano.

Nicolás en downtown era un pintor de cierto éxito, con varios marchantes que apreciaban su pintura. CONOZCA FLAGLER PRIMERO antecede en varios años a su corto INSIDE DOWNTOWN (2001). La noche de mi estreno en el Centro Español, Gretel y Nicolás se levantaron y abandonaron la proyección antes que terminara. La idea de ambas obras es idéntica, aunque la película de Nicolás contiene el pasaje inolvidable donde el escritor Esteban Cárdenas lee su poema Barrio. Las querellas artísticas y pasionales en el downtown de la época son leyenda. Nosotros residimos allí años antes de que Wynwood existiera. Allí escribí también Vicio de Miami.

Mi película, que presento hoy en una de las versiones macheteadas bajo el título CONOZCA A FLAGLER PRIMERO (¡¡tachar esa A!!) antecede los filmes de otros cubanos caminantes, aunque en mi caso con menos éxito de taquilla. Mi principal interés era registrar los sonidos y visiones de Flagler, cámara en mano, mientras la recorría confundido y empedrado, sin que mediaran micrófonos ni luces.

Creo que CONOZCA FLAGLER PRIMERO conserva el valor documental que me animó a meterme a cineasta, con la ayuda del camarógrafo Felipe Gájate.

Aquí el artículo de Judy Cantor sobre los FOUND POETS (Miami New Times, enero 1999), donde se habla del filme como representación de un Miami eterno al que los jóvenes poetas (Legna Rodríguez Iglesias, etc.) han propuesto nuevas preguntas.

 

 

  1. Me ha gustado mucho. Imágenes que se me quedaron en la mente, imágenes para el recuerdo: las banderas del final, esa mano roja al principio, otras mano de maniquíes con las uñas pintadas de color café, los dulces, los ojos de los maniquíes, el señor del sombrero y traje blanco, el ruido de las máquinas de coser (¿un taller de costura?) los pollitos bañándose en la calle, el televisor, que me recordó un cuento de Carlos Victoria ambientado en Miami, “La franja azul.”
    ¿Tal vez la “a” es porque están personalizando a la calle?
    ¡Feliz Navidad!

  2. Pingback: FreeCinema: ·Conozca Flagler primero / NDDV· | inCUBAdora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: