Cómo leer las noticias del movimiento cristiano anti-gay: Mariela “la Emasculadora” Espín vs. Magdalena “Enchufe Macho” Evangelista

evangélicos

Nuevo modelo de pararrayos castrista

Nuestros padres –al menos los míos, tengo 62 años– celebraron en grande el triunfo de una pareja de metecos asaltadores. Seis décadas más tarde, la prole de aquel dúo de trallas se presenta en las Naciones Unidas como excelentísimo cuerpo diplomático.

Hemos llegado a añorar la comparecencia del Che en la ONU, y su inocente declaración de que seguiría fusilando cubanos en La Cabaña. ¡Qué hombre! ¡Qué argentino clásico!

Cuba y Argentina: he ahí a dos naciones desunidas. Los argentinos convirtieron la palabra “dictadura” en un argentinismo, pero el día que la ONU funcione de nuevo como organismo reivindicador, estoy seguro de que los obligará a indemnizarnos por Ernesto Guevara de la Serna, ese Aleph roto.

Porque fue nada menos que el engendro del Che quien dijo ¡Presente! en la ONU, durante el acto de repudio del pasado 16 de octubre.

El gen guevarista toma formas diversas, muta constantemente. El novelista Miguel Correa, en su libro Al norte del infierno (1984), describe a una tortillera vieja que asiste a una concentración en la Plaza, aguijoneada por el deseo indecente, y casi impostergable, de llegar hasta la tribuna y hacer tijeritas con Vilma Espín.

La nieta de la fogosa lesbiana posiblemente esté hoy en la cama (ideológicamente hablando) con la hija de Vilma, y lo que entonces nos pareció pornografía en esa noveleta salida de la pluma de uno de los grandes humoristas del Mariel, se ha convertido hoy en la más aceptada y sicodélica realidad: una torta castrista.

Pero, a lo que íbamos:

No en la sede del Ku Klux Klan en Mississippi, ni en cualquier mega-church de blancos endógamos de Texas, ni en la Catedral del Pueblo en Miami, ni en los templos de negros reaccionarios de Overtown, sino en la iglesia metodista Bruno Zayas de La Víbora, los feligreses más trucutús del universo agitan pancartas contra el matrimonio gay. “Macho y macho, no sirve”, “Hembra y hembra, no sirve”, corean, enarbolando un chucho de electricidad. ¡Qué sutileza!

En una nación de “entendidos”, este es un fenómeno inédito, insólito y altamente sospechoso. Se presenta, sin previo aviso, como reacción sicopática que contrasta con la sicología del cubano. Una nación de jineteras y pingueros al servicio del Estado, que abrió sus puertas (y podría decirse que sus piernas) al evangelismo, la pedofilia y la eurobasura hambrienta de mulatas –por decreto y al unísono– se inventa ahora todo un contramovimiento divinamente organizadito, y como caído del cielo, que se enfrenta, en la lona de la Asociación de Lucha Libre, a la Gran Tortillera Amada, la Salvadora, “Esta Niña”, la Compromiso de la Patria.

Las falsas reivindicaciones de Mariela necesitaban un contrincante formidable; su recurso del Método (el “Método para la caza y reeducación de mariconzones”, obra cumbre de su tío, el pedagogo homófobo), demandaba una Iglesia alebrestada a la que restregarle el hocico en un latón de genitales guevarizados: ¡Miren a los fanáticos! ¡Ellos son los enemigos de la Constitución!

No olvidar que el mismísimo nombre de la Sexóloga en Jefe fue quirúrgicamente intervenido: el nombre “Mariela” castra la historia del “Mariel”, ese lugar oscuro donde decenas de miles de personas tuvieron que declararse “chernas” “invertidos” y “tortilleras” para obtener su expulsión indecorosa de la Isla. “Mariela” es la primera operación de travestismo fonológico en la historia de la semiología hispanoamericana.

Esa “Mariela”, el doble transgenérico de “Mariel”, es quien ha de salir invicta en unas elecciones donde no hay sufragio posible y en las que nadie la propuso como candidata. A falta de oposición, ¿sobre qué y contra quién cantar victoria? ¡Sobre la Iglesia, pájaros! ¡Contra los Metodistas, bugarronsotes!

El raulismo, que ha mutado en multiplete (Marielalejandro-Díaz-Canel-López-Callejas) es ahora mucho más macabro y mucho más resbaloso que el castrismo clásico! Su sentido semiótico es epatante, y su capacidad para la duplicidad denota envolvencia total con el Fake News y un conocimiento profundo de la prensa imperialista (¿o esta los ha entendido a ellos?).

Ahora el raulismo sale a escena en Tribeca como constructor de rascacielos y hotelero extraordinario. No es verde olivo sino “verde orgánico”, democrático, ecololoca y constitucionalista, l’ami de d’Hollywood.

Por el East Side de Manhattan, aparece la turba de troles que tuvo que sufrir estoicamente el pobre Luis Almagro, urogallo cazacastristas; y por la ribera del Hudson, el homúnculo que mis padres recibieron con los brazos abiertos y que Robert De Niro invitó a su baile de perchero.

1*UCCwhcjztr9JoNfICpgyzg

Diplomática cubana

  1. Pingback: NDDV: ·Cómo leer las noticias del movimiento cristiano anti-gay: Mariela “la emasculadora” Espín vs. Magdalena “enchufe macho” Evangelista· | inCUBAdora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: